Vinotecas

¿Estás buscando una vinoteca o nevera para el vino?

Las vinotecas son las neveras perfectas para los amantes del vino. Mantienen la temperatura ideal, no deja entrar el aire en las botellas, no deja entrar la luz del sol… Y un sin fin de ventajas más.

Si quieres disfrutar de tu bebida preferida en las condiciones más óptimas posibles, considera adquirir una vinoteca.

Mejores vinotecas

Cada marca de vino tiene su propio sabor y aroma. Si no quieres perderlos, tienes que proporcionar ciertas condiciones para el almacenamiento del vino. Y es posible que te preguntes si merece la pena adquirir una nevera para vinos con este propósito. Aquí, vamos a considerar todos los pros y los contras de las vinotecas y si realmente necesita una nevera para vinos.

¿Que son las vinotecas?

Las vinotecas son equipos de refrigeración profesional que se utilizan para almacenar y enfriar los vinos. Usando una nevera para vinos de este tipo, conservarás la riqueza de las propiedades del vino, además de prolongar su vida útil. Aparte de su funcionalidad, las vinotecas sonun gran complemento para el interior de un apartamento o un restaurante.

Ahora vamos a analizar los pros y los contras de las vinotecas y las funciones que desempeñan.

¿Qué hacen las vinotecas?

  • Las vinotecas mantiene la temperatura adecuada. Una nevera para vinos mantiene la temperatura de 6 a 18 grados que es óptima para servir y almacenar el vino a largo plazo.

¿Qué temperatura tiene una vinoteca? Por regla general, puedes ajustar la temperatura a tu gusto en el rango de 5 a 20 grados centígrados, pero las mejores condiciones para almacenar el vino se crean con una temperatura de 10 a 14 grados centígrados, ya que es adecuada para la maduración a largo plazo de todo tipo de vinos y permite llevar rápidamente cualquier tipo de vino a la temperatura de consumo adecuada.

  • Un refrigerador de vino no deja que el aire entre en las botellas de vino. Una nevera para vino está diseñada de tal manera que las botellas con tapones de madera se guarden en posición horizontal. Gracias a ello, los tapones se humedecen y no dejan entrar el aire en la botella. Asimismo, una vinoteca protege el vino de la oxidación que se produce cuando el aire entra en la botella.

Por cierto, guardar las botellas tumbadas es la opción correcta. El corcho toca el vino e impide que entre el oxígeno. Si el aire entra en la botella, el vino se vuelve agrio. Esto puede ocurrir cuando el corcho se seca. Por lo tanto, en los buenos armarios para vinos, se debe mantener un nivel óptimo de humedad para que el corcho no se seque o, por el contrario, no se vuelva rancio y no estropee el vino.

  • Una vinoteca no deja entrar la luz del sol. Las puertas de una nevera para vinos están fabricadas con un cristal tintado que no transmite la luz ultravioleta. Una nevera para vinos protege el vino de factores externos.

No es necesario que pongas tu nevera para vinos en un rincón oscuro, ya que la puerta tintada protege el vino del sol incluso si la colocas cerca de la ventana. La puerta de cristal templado le permite admirar la colección de vinos, al tiempo que mantiene alejados los rayos ultravioleta y otras radiaciones invisibles, que pueden provocar reacciones químicas no deseadas en las botellas.

  • La nevera para vinos mantiene un nivel adecuado de humedad que no permite que el corcho se reseque. Las piedras de lava situadas en el interior de la nevera están diseñadas para absorber la humedad en caso de que haya un exceso de humedad y devolverla si el aire del interior de la vinoteca es demasiado seco.
  • Un refrigerador de vino purifica el aire. Las vinotecas tienen un filtro especial que limpia el aire del interior de la nevera para excluir los olores extraños que pueden afectar al aroma del vino durante su conservación a largo plazo.
  • Una nevera para vinos no se agita ni vibra para evitar la formación de sedimentos en el vino. Para ello, en las neveras para vinos se instalan compresores y ventiladores especiales que eliminan las sacudidas del vino que pueden provocar la formación de sedimentos.
  • Una vinoteca tiene diferentes zonas climáticas para el vino. Las neveras para vino más caras pueden dividir el espacio de la nevera en zonas climáticas para diferentes tipos de vino, manteniendo una temperatura distinta en cada zona climática.
  • Una vinoteca puede ser una gran inversión. Las neveras para vino modernas pueden utilizarse como cajas fuertes, ya que pueden cerrarse con llave y conectarse al sistema de seguridad de una casa o apartamento. Al fin y al cabo, un buen vino es una buena inversión y las neveras para vino lo protegen de sus principales enemigos: el calor, la luz, las sacudidas y la humedad.
  • Una nevera para vinos es duradera. ¿Cuánto dura una nevera para vinos? Por término medio, las neveras para vino pueden durar hasta 10 años si se adquiere una marca de neveras para vino bien consolidada.
vinotecas salon

Vinotecas vs. Bodegas – ¿Qué es mejor?

Las vinotecas son definitivamente mejores que las bodegas por las siguientes razones:

  • Las neveras para vino permiten conservar el vino de forma profesional en casas o apartamentos con un espacio mínimo. Obviamente, si vives en un apartamento, no puedes tener una bodega. Sin embargo, aunque sea propietario de una casa, es posible que tampoco disponga de espacio suficiente en ella para construir una bodega.
  • Los refrigeradores de vino se presentan en diferentes diseños que pueden ser idóneos para cualquier interior. ¿Te gusta el estilo moderno o tal vez eres un fanático del loft? No hay problema, siempre podrás encontrar una nevera para vinos que sea perfecta para el diseño de tu casa.
  • Las vinotecas se pueden trasladar a cualquier lugar. Las neveras para vino tienen ruedas, por lo que se pueden trasladar a cualquier sitio. Si quieres renovar tu casa y cambiar la ubicación de la nevera para vinos, no te llevará más de cinco minutos.
  • Las neveras para vino llevan incorporados estantes extraíbles para las copas y mesas para la degustación del vino, así como pantallas incorporadas para el control y la regulación de la presión.
  • Incluso las neveras para vinos te avisarán con señales acústicas si algo va mal. Notifican sobre una puerta suelta y otros fallos de funcionamiento.
  • Asimismo, las vinotecas ofrecen una protección del 100% contra la luz y el calor.
  • Y finalmente, tienen un sistema de ventilación que las protege de los malos olores.

¿Cómo elegir una vinoteca?

A continuación te ofrecemos una lista de aspectos a los que debes prestar atención a la hora de elegir una vinoteca:

  • Volumen. Piensa en cuántas botellas necesitarás almacenar en tu nevera para vinos. La capacidad del aparato es quizá el factor más importante a la hora de elegir un modelo. Además, debes prestar atención al equipamiento interior. Deberás decidir qué es más relevante: el número de estantes, la posibilidad de colocar botellas de formas no estándar o el peso que puede soportar un estante. Así, los modelos con estantes extraíbles son especialmente convenientes para aquellos que no tienen previsto reorganizar con frecuencia el espacio de la vinoteca.
  • Humedad. El mantener la humedad óptima de forma automática es importante para la calidad del vino. El mejor nivel de humedad es del 65-80%, ya que los corchos del vino no se secan y no se estropean con el moho.
  • Protección contra los rayos UV y aporte de aire fresco. Una nevera para vinos debe tener una puerta de cristal grueso tintado que proteja el vino de la luz solar y otros factores.
    Si vas a comprar una nevera para vinos con puerta de cristal, asegúrate de que tiene un revestimiento protector resistente a los rayos UV. Si la puerta no tiene revestimiento, es mejor elegir un modelo sin cristal. Presta atención a si el modelo de nevera escogido proporciona suministro de aire fresco a las cámaras. Normalmente, esta función se ofrece en los frigoríficos más caros y grandes en los que se almacenan botellas durante mucho tiempo. Si tienes pensado guardar varias botellas en el frigorífico que se cambiarán periódicamente, puedes prescindir de la ventilación.
  • Filtro de aire. Asegúrate de que tu nevera para vinos tiene un filtro de aire de buena calidad, ya que cumple la importante función de limpiar el aire del interior de la nevera para excluir los olores extraños que pueden afectar al aroma del vino durante su almacenamiento a largo plazo. Sin embargo, estos filtros deben cambiarse de vez en cuando. Por lo general, tendrás que cambiar el filtro de tu nevera para vinos una vez cada dos o tres años.
  • Modo de temperatura. Por regla general, los refrigeradores de vino se presentan en modo de una, dos o varias temperaturas. Según las recomendaciones de sommeliers experimentados, el vino debe almacenarse a una temperatura no superior a 14 °C ni inferior a 10 °C. En tales condiciones, la bebida conserva su sabor y aroma y la cantidad de alcohol que contiene no disminuye. Además, el proceso de maduración se desarrolla correctamente.
    Los frigoríficos monotérmicos clásicos tienen un solo modo de funcionamiento: la refrigeración. Mantienen una temperatura estable en el interior a un nivel medio dentro de los estándares anteriores de 10-14 grados. Esto será suficiente para ti si todos los miembros de tu familia prefieren nada más un tipo de vino. Sin embargo, si quieres almacenar diferentes tipos de vino que requieren una temperatura diferente, deberás optar por una vinoteca más funcional. Los modelos de doble temperatura tienen dos zonas con diferentes condiciones de temperatura. Pueden almacenar vino blanco (6-10 °C) y vino tinto (10-18 °C) al mismo tiempo. Los verdaderos conocedores confían en los modelos multi-temperatura con tres zonas y más. Funcionan tanto en modo de refrigeración como de calefacción. Tales refrigeradores de vino son adecuados para el almacenamiento simultáneo del vino blanco, tinto, rosado, y bebidas espumosas.

Al comprar el equipo, no te olvides de la zona climática (las condiciones en las que funciona el sistema):

  • N y SN (normal y anormal): la temperatura exterior oscila entre +10 °C y +32 °C.
  • ST (subtropical) : + 18-38 °C.
  • T (tropical) : + 18-43 °C
temperaturas-vinotecas
  • Nivel de humedad. Algunas personas se preguntan: «¿En qué se diferencia una vinoteca de un frigorífico?». La respuesta es – el nivel de humedad. Este indicador permite distinguir la vinoteca de la habitual. Las neveras para vinos mantienen el nivel óptimo de humedad que es del 70-75%. El sistema de goteo satura el aire con humedad, lo que evita que el corcho se reseque y avinagre la bebida. Los modelos estándar mantienen la humedad al mismo nivel, mientras que algunos modelos más caros permiten ajustar este indicador.
  • Protección contra las vibraciones. El compresor de los equipos de refrigeración de vino, de una forma u otra, crea vibraciones que pueden alterar la bioquímica de la bebida y crear sedimentos en el fondo. Por lo tanto, las vinotecas baratas con estantes de plástico o metal no son adecuadas para el almacenamiento a largo plazo de vinos caros.
    Las botellas antiguas y de colección necesitan una protección contra las vibraciones de alta intensidad. Si no quieres arruinar el sabor del vino añejo, merece la pena elegir modelos con sistema antivibración. Sus estantes de madera y las baldosas especiales que absorben los golpes proporcionan la protección contra las vibraciones. Los soportes pueden equiparse con almohadillas de goma.
  • Ventilación y filtración de aire. Los modelos económicos no disponen de un buen sistema de purificación del aire. Pero esto no es lo más importante si almacena el vino durante un corto periodo de tiempo. Tu vino permanecerá sano y salvo incluso si no compras una vinoteca cara. Sin embargo, cuando se trata de vinos de colección caros, hay que pensar en la ventilación de antemano. No te olvides de cambiar estos filtros como se recomienda en el manual de la vinoteca.
  • Funciones adicionales. Reflexiona en todas las funciones adicionales que te gustaría que tuviera tu nevera para vinos. Las vinotecas con iluminación interior son muy cómodas, ya que la incorporación de una bombilla en el interior simplifica el procedimiento de elección de la bebida y permite examinar adecuadamente la colección de vinos. Los frigoríficos para vinos con cerradura y bloqueo de las puertas para evitar que los niños o los invitados no se acerquen a ellos también pueden resultar muy útiles.
    Si eres un coleccionista serio y eres aficionado a diferentes tipos de vino, entonces es aconsejable comprar una nevera para vinos que esté dividida en varias zonas con control de temperatura independiente. Esto te permitirá almacenar tanto el vino tinto como el blanco, ya que les gustan diferentes condiciones de temperatura.
  • Diseño. El diseño de una nevera para vinos también es muy importante, puesto que se trata de una compra bastante cara que debe hacerte feliz y ser adecuada para tu casa. Las vinotecas pueden ser empotradas o independientes. Piensa en lo que quieres tener más. Si tienes una cocina pequeña, por ejemplo, yo consideraría la posibilidad de adquirir una nevera de vino empotrada. No hay una respuesta correcta sobre si deberías comprar una nevera de vino independiente o empotrada. Todo depende de tu gusto.

Reglas básicas sobre el uso de las vinotecas

La vinoteca es un equipo eléctrico cuya seguridad y fiabilidad depende del cumplimiento de las condiciones de funcionamiento. Un refrigerador de vinos se instala en una superficie plana para garantizar la libre circulación del aire necesario para la ventilación y la refrigeración. El voltaje requerido para un refrigerador de vinos es de 220 V.

Está prohibido:

  • Utilizar alargadores;
  • Instalar una nevera para vinos junto a una estufa o dispositivos de calefacción;
  • enchufar en una toma de corriente sin conexión a tierra.
  • Encender la nevera de vino antes de las 2 horas posteriores a la entrega.

Las vinotecas no deben instalarse en habitaciones

  • Con un nivel de humedad superior al 75%;
  • Que contengan polvo conductor;
  • En presencia de un entorno químicamente activo;
  • Con metal, tierra, hormigón armado y otros revestimientos de suelo conductores.

Si tienes que transportar una vinoteca, tienes que sacar todas las botellas de la misma, fijar todos los elementos estructurales no estáticos del interior, cerrar la puerta y sellarla con cinta adhesiva y empaquetar la vinoteca en un mantel suave.

Las neveras para vinos deben transportarse en posición vertical. El cumplimiento de las instrucciones de uso garantiza un funcionamiento fiable y la conservación de su estética.

Antes de conectar su nevera para vinos, debe limpiar cuidadosamente la superficie interior con un paño suave humedecido con agua tibia. Es necesario cumplir con los requisitos específicos sobre el uso de la nevera para vinos que se establecen en el manual de su producto.

La toma de corriente a la que está conectada la nevera para vinos debe estar en buen estado de funcionamiento. Está prohibido tocar un refrigerador de vino que esté funcionando al mismo tiempo y un dispositivo con toma de tierra natural (radiador, grifo de agua).

Si durante el funcionamiento se observan indicios de daños en la fuente de alimentación, como un hormigueo al tocar el metal, el aparato debe desconectarse urgentemente de la fuente de alimentación. Está prohibido que el compresor entre en contacto con la humedad.

Si quieres que tu vinoteca dure mucho tiempo, tienes que tener en cuenta las siguientes reglas:

  • Para minimizar el consumo de electricidad de tu nevera para vinos y evitar una disminución de la eficiencia, tienes que mantener la temperatura entre 20 y 25 grados.
  • Si no quieres romper la puerta de la vinoteca, deberás asegurarte de que está completamente abierta cuando saques las botellas de la nevera.
  • Si no quieres utilizar tu nevera para vinos durante algún tiempo, tienes que desenchufarla y limpiarla con un paño húmedo y dejar la puerta entreabierta para evitar los olores y el moho.

Por otra parte, si quieres evitar que se estropee el compresor, no debes encender la nevera de vino antes de 10 minutos después de haberla apagado.

Algunas personas se preguntan si pueden poner refrescos en una nevera para vinos. Siempre que las botellas de refrescos estén completamente cerradas, no hay nada malo en poner refrescos en una nevera para vinos. Sin embargo, no deberías intentar guardar queso u otros alimentos en una nevera para vinos, ya que esto puede causar olores desagradables que arruinarán el sabor de tu vino. Además, la mayoría de las neveras para vinos tienen estantes de madera que absorben fácilmente todos los olores, por lo que no puedes utilizar una nevera para vinos como una nevera normal para alimentos.

Consejos básicos sobre el mantenimiento y el cuidado de las vinotecas

Antes de limpiar tu vinoteca tienes que desenchufar el frigorífico sujetando el enchufe con las manos secas.

La superficie del equipo puede dañarse fácilmente. Por lo tanto, no utilices abrasivos ni compuestos químicos agresivos para el mantenimiento de la nevera para vinos. Los refrigeradores de vino deben lavarse con una solución acuosa de bicarbonato de sodio a razón de 2 cucharadas por litro de agua o con un detergente suave sin utilizar cepillos metálicos.

El condensador de la parte trasera de la vinoteca debe limpiarse con una aspiradora o un cepillo de pelo una vez al año.

La nevera para vino es un aparato que dura décadas. Un enfriador de vino no es un refrigerador de alimentos habitual, por lo que no requiere descongelación y limpiezas periódicas. Los modelos con suministro de aire a la cámara pueden requerir una limpieza periódica o la sustitución del filtro del ventilador.

¿Cuál es la diferencia entre una vinoteca y una nevera normal?

La principal diferencia entre una vinoteca y una nevera normal es la temperatura, la humedad y la vibración. Un frigorífico normal está diseñado para bajar rápidamente la temperatura y desplazar la humedad, mientras que una nevera para vinos está diseñada para bajar gradualmente la temperatura y mantener los niveles de humedad que ayudan a conservar el vino.

Un frigorífico normal está diseñado para almacenar alimentos perecederos fríos y secos, por lo que la lechuga, el pan, los embutidos y la cerveza conviven felizmente a una temperatura media de 5 °C. Pero esta temperatura es demasiado baja para el vino sensible y demasiado seca para que los corchos se mojen. ¿Por qué es importante mantener los corchos húmedos? Para que no se sequen y no dejen pasar el oxígeno.

La vibración es otro «enemigo» del vino que se encuentra en los frigoríficos normales. A diferencia de los frigoríficos para vino, los frigoríficos normales funcionan con compresores que están rígidamente unidos al cuerpo y provocan vibraciones que interfieren en el proceso de maduración del vino, por no hablar del ruido adicional. ¿Son ruidosas las neveras para vino? Aunque las neveras para vino también funcionan con compresores, tienen un sistema especial de absorción de vibraciones para reducir el impacto de los golpes y el ruido, permitiendo que el vino madure en su estado natural. Por ello, los frigoríficos para vino no son nada ruidosos, especialmente los modelos más caros que cuentan con un sistema adicional de reducción del ruido.

Te puede interesar: