Neveras portátiles eléctricas

¿Estás buscando una nevera portátil eléctrica?

Las neveras portátiles eléctricas le añaden un plus a las neveras portátiles convencionales. Más potencia y más refrigeración. Así como diferentes tipos de transporte y sistemas de enfriamiento.

De igual modo son perfectas para mantener las bebidas y la comida fresca cuando hacemos una escapada y no nos podemos llevar una nevera de mayor tamaño.

Mejores neveras portátiles eléctricas

¿Cómo funcionan las neveras portátiles eléctricas?

Seguro que alguna vez has tenido la necesidad de conservar la comida o los refrescos fríos mientras estabas en el exterior o en un viaje. Pues bien, ante esos escenarios, disponer y aprender a manejar una nevera eléctrica resulta imprescindible.

En el mercado podemos encontrar varios modelos que se distinguen por su tamaño. Por su forma de transporte y por la manera como llevan a cabo el refrigerado.

La elección dependerá del uso que quieras darle, de tus necesidades de conservación o incluso de preservación y de lo que estés pensando en invertir en ella.

En cualquier caso, esa decisión la tienes tú y nosotros te brindamos aquí los mejores consejos para que elijas la que más se adapte a tus necesidades.

neveras-portátiles-eléctricas

Como sacarle el máximo provecho a las neveras portátiles

Como se suele decir… El saber es poder, y con las neveras portátiles se aplica igual. Ya que si sabes qué tienes qué hacer con ella podrás aumentar su rendimiento y aprovecharlas al máximo. Aquí van nuestros consejos:

  • Si tu nevera tiene un motor de compresión, intenta dejarla en posición horizontal (nivelada). Al hacer esto, el funcionamiento del émbolo del motor de compresión se mantendrá estable y no se verá afectado.
  • Evita que la nevera esté situada bajo el sol de forma directa. La exposición directa al sol provoca que la nevera tenga que trabajar con mayor intensidad para poder conservar los productos a la temperatura correcta.
  • No coloques ningún objeto que pueda bloquear la entrada de aire o las redes.
  • No olvides dejar bien tapada la nevera o cerrar la cubierta. Si la entrada de aire está a una temperatura elevada, la nevera funcionará peor.
  • Tampoco introduzcas en el refrigerador ningún tipo de producto caliente. Este consejo no se aplica sólo a las neveras, sino también a todos los aparatos de conservación y congelación.

¿Qué son las neveras portátiles eléctricas?

Las neveras eléctricas son aparatos que sirven para mantener en su interior una cantidad reducida de productos que necesitan ser conservados a baja temperatura.

A diferencia de los frigoríficos de nuestro hogar, estas neveras eléctricas resultan muy cómodas de llevar. Y respecto a las neveras termoeléctricas, el sistema de enfriamiento se lleva a cabo sin la necesidad de utilizar un gas refrigerante.

Asimismo, respecto a sus materiales, una nevera eléctrica suele estar compuesta por materiales resistentes y PVC. Por otra parte, en su interior están dotadas de un sistema de protección y de una entrada que permite conectarlas.

Tipos de neveras portátiles eléctricas

A priori se podrían diferenciar tres tipos de neveras portátiles eléctricas. Estas, se pueden categorizar en función de la forma en que realizan el proceso de refrigeración:

  • Termoeléctricas. Suelen ofrecer una capacidad de almacenamiento reducida en cuanto al contenido de los productos, lo que las convierte en perfectas para utilizarlas en cualquier vehículo.
  • De compresor. Disponen de más capacidad, ya sea de refrigeración o para guardar los alimentos. Hasta son capaces de producir hielo como algunos de los frigoríficos que tenemos en casa.
  • Nevera portátil de absorción de gas. Estas neveras se conocen también como neveras portátiles eléctricas trivalentes y se alimentan de gas. Asimismo, aunque muchas de ellas, desde aquí te lo explicamos, pueden alimentarse también con electricidad de 12 voltios o con tensión alterna de 230 voltios.

Otro modo de distinguir las neveras portátiles eléctricas es su capacidad para guardar los productos y la intensidad de energía con la que funcionan.

Las neveras de tamaño reducido se denominan las que disponen de una capacidad de almacén de hasta 20 litros. Por su parte, los frigoríficos medianos oscilan entre los 20 y los 30 litros; y los grandes, entre los 40 y los 50 litros.

Ventajas de las neveras eléctricas portátiles

Una nevera eléctrica portátil ofrece como beneficio primordial su facilidad de transportarla cuando salimos a dar una vuelta, excursión, viaje, en el coche… En función de nuestras actividades, tenemos la opción de elegir entre una nevera termoeléctrica de gran autonomía o una nevera de compresor de mayor tamaño.

Además, otra de las cualidades de las neveras portátiles radica en que sirven para poder consumir frutas, verduras, agua, refrescos… Todo fresco allí donde nos encontremos.