Neveras mini

neveras-mini (1)

¿Estás buscando una nevera mini?

La verdad es que las neveras mini no son lo más común del mundo, pero es cierto que son perfectas, gracias a su reducido tamaño, para colocarlas en lugares o espacios donde solo ellas pueden caber. Como podría ser un apartamento pequeño, un estudio…

La gran mayoría suelen estar entre los 40 o 50 litros, pero es verdad que las podemos encontrar en el mercado de diversas dimensiones.

Mejores neveras mini

Quizás nunca lo habías pensado, pero comprar una mini nevera es una excelente idea para tener la comida o las bebidas a mano. Si eres de los que disfrutan teniendo una nevera siempre a mano, quieres tener las bebidas siempre listas en algún lugar de la casa como el dormitorio, el despacho o en el comedor para estar con tus amigos, has llegado al lugar adecuado.

¿Qué son las neveras mini?

Una mini nevera es igual que una convencional, a pesar de que varía su tamaño, más no su eficiencia. Es verdad que no puede almacenar alimentos para toda la familia, pero es perfecta para tener un espacio donde poder guardar tus alimentos frescos, más algunos añadiendo un mini congelador y una puerta con varios compartimentos para poder clasificar los productos. Tiene muchos usos y se puede aprovechar en muchos sitios, como en el cuarto, en un despacho, en el comedor o para viajar.

¿Cómo optimizar el espacio de un mini frigorífico?

Si tienes un frigorífico mini, tendrás que utilizar muy bien el espacio que tienes disponible con el fin de que puedas coger con rapidez los alimentos que necesitas y, a la vez, que puedas ordenarlos de la forma más idónea. En este sentido, los productos que necesitan más frío irán más arriba y aquellos que no lo requieren tanto irán más abajo con el fin de que los alimentos se conserven mejor.

Aprovecha los espacios de las neveras mini.

Trata de aprovechar al máximo el espacio para que puedas guardar los distintos alimentos de la mejor forma posible. Para ello, almacena los productos preparados en un compartimento y las verduras en el restante, para que todo quede perfectamente ordenado.

Con el propósito de tener una máxima organización y aprovechamiento del espacio, invierte en un bonito set de tuppers de calidad, para poder limpiarlos bien y gestionar mejor el frigorífico, también te aconsejamos que estos sean transparentes y que puedas saber lo que contiene cada uno de ellos.

Dedica algo de tiempo a organizar tras la compra

Regresar de las compras y poner todas las cosas en el frigorífico es una mala idea. Trata de organizar por unos minutos aquello que va en el mini frigorífico según el uso que le vayas a dar y todo lo que va en un frigorífico más amplio. Esto te ayudará a ganar tiempo más adelante para mantener la nevera más ordenada y preservar mejor la comida.

¿Por qué comprar una ? 

Podría ser que solo se basara en el tamaño, pero no, las neveras mini tienen más motivos para su compra. Aquí vamos a detallar más ventajas que supone tener un mini frigorífico.

Comodidad

La comodidad es por excelencia una de las grandes razones para adquirir una nevera mini, puesto que tienes tu nevera al alcance sin necesidad de moverte a la cocina. O incluso, en el caso de estar en la oficina, tampoco tienes la necesidad de tener un gran frigorífico o tener que ir a un establecimiento para comer algo.

Hay modelos portables

Algunas neveras mini no solo las puedes tener en casa, o en tu despacho (por ejemplo) sino que también puedes encontrar modelos portátiles que te los puedes llevar sin problema de viaje, o donde vayas, para poder preservar toda tu comida sin tener la duda si estará «pocha». 

Menos tamaño, menos gasto, menor precio

¡Que mejor forma de amortizar el espacio y con un precio más bajo! Las neveras minis son una buena elección si no hace falta guardar mucha comida y no se quiere realizar un gasto excesivo como en una nevera más grande.

Por otra parte, el gasto de la mini nevera es más o menos la mitad del consumo de un frigorífico normal.

Además, como ya hemos mencionado, tiene un tamaño menor, lo que puede verse como una pega, pero que no es así, puesto que si no precisas de mucho espacio, lo puedes optimizar y ponerlo en una mesa de trabajo o en una superficie.

No hacen nada de ruido

La inmensa mayoría de los mini frigoríficos casi no hacen ruido, por lo que son ideales para los dormitorios o despachos.

Te puede interesar: