Frigoríficos integrables

¿Estás buscando un frigorífico integrable?

Los frigoríficos integrables son los frigoríficos invisibles, ya que se integran dentro de un mueble de la cocina. Ideales si quieres un toque minimalista, más limpio, y una uniformidad estética en la cocina.

Como veremos hay varios tipos y es una muy buena opción a tener en cuenta si quieres darle un toque diferente a tu casa.

Mejores frigoríficos integrables

Hemos llegado a un punto en el mundo del diseño de interiores en el que casi todo es posible, y esto es especialmente cierto cuando se trata de electrodomésticos de cocina.

¿Qué significa esto para ti cuando quieras comprar un frigorífico? Significa que realmente tienes una gran variedad de opciones, que van desde los independientes hasta los no frost y los cada vez más populares frigoríficos integrables.

¿Que és un frigorífico integrable?

Los frigoríficos integrables, como su propio nombre indica, se integran en un mueble de la cocina y tienen las puertas fijadas en la parte delantera del electrodoméstico. Para ello, es necesario colocar el frigorífico en un mueble de la cocina y no se puede instalar de forma independiente (como los frigoríficos tradicionales).

Gracias al hecho de que se encuentran detrás de la puerta de un armario, los frigoríficos integrados se mimetizan con el resto de los armarios de la cocina y parecen estar ocultos. Esto hace que sean una opción ideal para las cocinas de estilo contemporáneo o para cualquier persona que quiera conseguir un aspecto limpio y elegante.

Hay dos tipos de instalación para los frigoríficos integrados. Modelos con bisagras «fijas» o «deslizantes». Estos tipos de instalación tienen que ver con la forma en que las puertas del armario se ajustan al electrodoméstico y a la carcasa. Esto determinará cómo se instala el frigorífico integrable en el armario y cómo se fijan las puertas al mismo.

La mayoría de los muebles que se usan para los frigoríficos están diseñados para acomodar ambos modelos. Sin embargo, siempre es una buena idea comprobar con el fabricante del armario si hay una opción de instalación preferida antes de comprar el electrodoméstico.

frigoríficos integrables

¿Los frigoríficos integrables son de tamaño estándar?

Sí y no.

Desde el exterior, la anchura estándar de un frigorífico integrable es de 60 cm.
Los frigoríficos integrables tienen una anchura estándar de unos 54-55 cm. Esto se debe a que están diseñados para encajar en un armario de 60 cm de ancho. La anchura exterior del armario es de 60 cm. Por lo tanto, dependiendo del grosor de los laterales del armario, el hueco interior es de unos 55-56 cm para que quepa el frigorífico.

La profundidad de un frigorífico integrable también suele ser bastante estándar. Por lo general, entre 54 y 55 cm. De nuevo, esto se debe a que tiene que encajar en un armario de cocina estándar que normalmente tiene una profundidad de unos 56-58 cm (sin incluir la puerta del armario de cocina).

Aunque la anchura es un tamaño bastante estándar, la altura de un frigorífico integrable puede variar bastante. Puede haber modelos de altura media, de unos 130 cm, y modelos de altura superior, de unos 190-200 cm. Sin embargo, la altura habitual es de unos 170-180 cm.

La otra consideración a tener en cuenta es la división de la puerta. Puedes conseguir una división 50/50, en la que las secciones del frigorífico y del congelador son del mismo tamaño, así como divisiones 60/40 o 70/30 a favor de más espacio en el frigorífico (en lugar de en el congelador).

Asegúrate de que la altura total y la división de las puertas del modelo de frigorífico y congelador que quieres se pueden acomodar a los tamaños de la carcasa y las puertas del armario. No querrás que nada se desajuste.

Ventajas de un frigorífico integrable

  • Proporciona un diseño oculto y minimalista
  • Encaja a la perfección con otros armarios
  • Se puede personalizar para que coincida con el estilo y el color de la cocina
  • Se instala permanentemente en el mueble
  • Y otorga una sensación de limpieza mayor en la cocina que con un frigorífico independiente.

Desventajas de un frigorífico integrable

  • Es más caro que los frigoríficos independientes
  • Necesitas un armario para instalarlo (coste adicional)
  • Difícil de quitar/acceder si necesita algún tipo de mantenimiento
  • Menos capacidad que sus homólogos de 60 cm.
  • Requiere una instalación profesional (o al menos buenos conocimientos de bricolaje)

Tipos de frigoríficos integrables

Hoy en día la oferta de frigoríficos integrables es muy amplia, de manera que la decisión no es tan sencilla. Y es que existen varias diferencias respecto a los modelos en cuestión, y también en relación con sus prestaciones específicas. Por ejemplo, un elemento diferenciador significativo a nivel estético es el compartimento del congelador, el cual no está incluido en todos los modelos de neveras.

Frigoríficos integrables sin congelador

Este modelo de frigoríficos sin congelador nos permiten ganar espacio para los alimentos que queremos enfriar. A veces, al ser neveras que se colocan dentro de un armario, es necesario ese espacio para poder colocar toda la comida y bebida.

Frigoríficos integrables con congelador

Tener un congelador siempre se considera mejor porque hay situaciones que lo requieren, pero es cierto que no podremos colocar tanta comida y bebidas que tan solo queríamos enfriar. Poder decidir si disponen del congelador o no dependerá del espacio que tenemos.

También te puede interesar: